NEOPLASIAS LINFOIDES Y DIETA

El cáncer es una enfermedad multifactorial ocasionada por la combinación de factores ambientales y alteraciones genéticas. Durante los últimos años, diversos de estudios han demostrado que la dieta tiene un papel en este engranaje. Como ejemplo más ilustrativo, encontramos la asociación entre el consumo elevado de carnes rojas y procesadas y un mayor riesgo de cáncer de colon y recto. En esta entrada hablaremos específicamente sobre el rol de la dieta en un tipo concreto de cáncer: las neoplasias linfoides.

¿Qué son las neoplasias linfoides?

Las neoplasias linfoides son un grupo de cánceres de la sangre que se originan en los linfocitos, unas células de nuestro sistema inmune encargadas de protegernos frente a las infecciones.

Tradicionalmente se habla de leucemias si estas células cancerosas se localizan en sangre y médula ósea. Asimismo, hablamos de linfoma si éstas se focalizan en ganglios linfáticos u otros tejidos. Aun así, bajo el nombre de neoplasias linfoides encontramos más de 60 subtipos de cáncer muy heterogéneos. ¡Cada uno tiene una forma de aparición y pronóstico muy diversos!

Dieta y cáncer

Las causas

 El origen de las neoplasias linfoides se desconoce y los factores de riesgo varían según el subtipo.

“Por ejemplo, algunos se han asociado a determinados virus, como el virus de Epstein-Barr en el linfoma de Burkitt o en el linfoma de Hodgkin, o a determinadas bacterias, como el Helicobacter pylori en el linfoma MALT gástrico.”

Por ahora, los factores mejor conocidos son ciertas infecciones, un estado de inmunosupresión o el tener antecedentes familiares de neoplasia linfoide.

La incidencia de las neoplasias linfoides varía según la región geográfica, con las mayores tasas descritas en zonas occidentalizadas. Además, ciertos estudios han reportado que estas tasas pueden variar con procesos de inmigración o aculturación. Esto sugiere que factores como el estilo de vida – por ejemplo la dieta – estén implicados en la aparición de estas enfermedades.

¿Influye el tipo de dieta en el riesgo de linfoma?

La mayoría de estudios sobre dieta y riesgo de cáncer se han focalizado en tumores sólidos, como colon, recto o mama. Por lo contrario, hay pocos estudios centrados en neoplasias linfoides y, menos aún, que aporten datos a nivel de subtipo de linfoma. Como los factores de riesgo varían según subtipo histológico, es de esperar que el efecto de la dieta sea diferente entre ellos.

La World Cancer Research Fund, una organización independiente dedicada a investigar la relación entre cáncer y nutrición, sugirió en su informe de 2007 las siguientes posibles asociaciones:

  • Consumo de vegetales, frutas y alcohol: menor riesgo de neoplasias linfoides.
  • Consumo de carne y grasa total: mayor riesgo de neoplasias linfoides.
  • Consumo de productos lácteos: mayor riesgo de un subgrupo concreto, el linfoma no-Hodgkin.

Meta-análisis más recientes sostienen parte de estas asociaciones, sin embargo, la evidencia por subtipo es aun inconsistente. Por otra parte, se desconocen los mecanismos detrás del hipotético efecto protector del alcohol. En cualquier caso, los investigadores concluyen que éste no compensa los efectos adversos que el alcohol causa en otros sistemas.

Los estudios sobre patrones dietéticos son aun más escasos. Aun así, datos del estudio European Prospective Investigacion into Cancer and Nutrition (EPIC) han aportado algo de luz:

  • Seguir una dieta Mediterránea se asocia con una moderada reducción del riesgo de neoplasias linfoides.
  • Seguir una dieta pro-inflamatoria (caracterizada por el consumo de carbohidratos refinados, carne roja y procesada y grasas saturadas o trans) se asocia con un mayor riesgo de linfoma no-Hodgkin de células B-maduras.

Como conclusión, podríamos decir que es posible que la dieta tenga un papel en el riesgo de padecer una neoplasia linfoide. Sin embargo, hacen falta más datos para poder sacar conclusiones más claras. Futuros estudios con resultados detallados por subtipo de linfoma contribuirán a confirmarlo.

Marta Solans

Grup de Recerca en Estadística, Econometria i Salut (GRECS)

Universitat de Girona

Referencias

  1. Swerdlow SH, Campo E, Pileri SA, Harris NL, Stein H, Siebert R, et al. The 2016 revision of the World Health Organization (WHO) classification of lymphoid neoplasms. Blood 2016;127, 2375–90.
  2. Morton LM, Slager SL, Cerhan JR, Wang SS, Vajdic CM, Skibola CF, Bracci PM, de Sanjose S, Smedby KE, Chiu BCH, Zhang Y, Mbulaiteye SM, et al. Etiologic heterogeneity among non-Hodgkin lymphoma subtypes: the InterLymph Non- Hodgkin Lymphoma Subtypes Project. J Natl Cancer Inst Monogr 2014;2014:130–44.
  3. World Cancer Research Fund / American Institute for Cancer Research. Food, Nutrition, Physical Activity, and the Prevention of Cancer: a Global Perspective. Washington DC: AICR, 2007.
  4. Psaltopoulou T, Ntanasis-Stathopoulos I, Tsilimigras DI, et al. Micronutrient intake and risk of hematological malignancies in adults: a systematic review and meta-analysis of cohort studies. Nutr Cancer 2018;1–19.
  5. Psaltopoulou T, Sergentanis TN, Ntanasis-Stathopoulos I, Tzanninis IG, Tsilimigras DI DM. Alcohol consumption and risk of hematological malignancies: A meta-analysis of prospective studies. Int J cancer 2018;143:486–95.
  6. Sergentanis TN, Psaltopoulou T, Ntanasis- Stathopoulos I, et al. Consumption of fruits, vegetables, and risk of hematological malignancies: a systematic review and meta-analysis of prospective studies. Leuk Lymphoma 2018;59: 434-47.
  7. Han T-J, Li J-S, Luan X-T, Wang L, Xu H-Z. Dietary Fat Consumption and Non-Hodgkin’s Lymphoma Risk: A Meta-analysis. Nutr Cancer 2017;69:221–8.
  8. Caini S, Masala G, Gnagnarella P, Ermini I, Russell-Edu W, Palli D, Gandini S. Food of animal origin and risk of non-Hodgkin lymphoma and multiple myeloma: A review of the literature and meta-analysis. Crit Rev Oncol Hematol 2016;100:16–24.
  9. Solans M, Benavente Y, Saez M, Agudo A, Naudin S, Saberi Hosnijeh F, et al. Adherence to the Mediterranean diet and lymphoma risk in the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition. Int J Cancer. 2019;145:122-31.
  10. Solans M, Benavente Y, Saez M, Agudo A, Jakszyn P, Naudin S, et al. Inflammatory potential of diet and risk of lymphoma in the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition. Eur J Nutr. 2020; 59: 813–23.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.