Cribado de cáncer de colon y recto: ¿cómo puedo participar?

Los programas poblacionales de cribado de cáncer de colon y recto (o colorrectal) invitan a las personas a realizarse una prueba para detectar este cáncer antes de que las personas presenten algún síntoma. Esto ayuda a detectar este tipo de cáncer en un estado inicial, permitiendo un tratamiento oportuno y mejorando la supervivencia.

 

Aunque no estuviera organizado el cribado de cáncer de colon y recto en tu región, si tienes 50 años o más sería importante que acudieses a tu médico para que te hiciera, al menos, un análisis de sangre oculta en heces periódicamente (cada año o cada dos años).

 

Cabe señalar que no todas las regiones o países tienen organizado un programa de cribado de cáncer de colon y recto donde se realiza una invitación automáticamente, pero aquí os compartimos como ejemplo ilustrativo el programa de detección precoz de cáncer de colon y recto de Cataluña.

 

¿A quién se invita y cómo?

El principal factor de riesgo de cáncer de colon y recto es la edad, de manera que a partir de los 50 es mucho más frecuente y su incidencia aumenta con los años. Así pues generalmente se invita a personas de 50 años o más.

La mayoría de programas de cribado invitan a participar a través de una carta dirigida a cada persona, en la que se explican los beneficios de participar así como el lugar al que dirigirse para que se le realice la prueba de cribado.

Sin embargo, con el auge de las nuevas tecnologías de comunicación, se están explorando otras maneras de llegar a la población (páginas web, correo electrónico, SMS, whatsapp, etc).

Lee al final de la entrada qué puedes hacer si no has recibido la carta de invitación…

 

¿Qué prueba se usa, dónde se recoge y cómo se hace?

En España, así como en la mayoría de programas europeos, la prueba de cribado que se utiliza es el test de sangre oculta en heces o TSOH.

En la carta de invitación se detalla qué hay que hacer exactamente para recoger el TSOH; ya que dependiendo del lugar de residencia la vía de obtención es distinta:

  • en unos sitios se recoge en los centros de atención primaria,
  • y en otros en las farmacias.

 

Debes acudir al sitio que se te indique con la carta de invitación, allí, después de hacerte unas preguntas (para confirmar que realmente puedes participar) se te entregará el material para hacer el test de sangre oculta en heces.

Este es el tubito que vas a necesitar para hacer la prueba

 

El test de sangre oculta en heces o TSOH es una prueba sencilla que se hace uno mismo en su domicilio. Para realizarlo se deben seguir unas instrucciones muy  fáciles:

  1. poner mucho papel en la taza del váter para que las heces no contacten con el agua;
  2. una vez hayas defecado, abrir el tubo colector y con el escobillón del tapón realizar pequeños movimientos por distintos lugares de las heces;
  3. tapar el colector, agitarlo y guardarlo en la nevera hasta que lo devuelvas al centro de salud o farmacia que te lo ha proporcionado.

 

Aquí podéis ver un sencillo vídeo mostrando cómo se hace la prueba:

 

¿Qué significa el resultado del TSOH?

Un resultado positivo del test significa que se ha detectado sangre en la muestra de las heces.

La sangre puede proceder de lesiones:

  1. benignas (hemorroides, fisuras, pólipos inflamatorios, etc),
  2. pre-malignas (pólipos adenomatosos)
  3. malignas (cáncer).

Para determinar el origen de esta sangre, se deberá realizar una colonoscopia (exploración que permite visualizar el interior del intestino grueso).

Una vez realizada la colonoscopia y en función del resultado, se indicará a la persona el seguimiento que debe hacer:

  • La mayoría de veces se encuentran adenomas, que son las lesiones que preceden al cáncer. Estas lesiones se quitan durante la realización de la colonoscopia, y en principio no necesitan otro tratamiento.
  • Si se le diagnostica cáncer, se remitirá a la persona a la Unidad Funcional para iniciar inmediatamente el tratamiento. En muchos casos el test permite detectar el cáncer en fases iniciales, con lo que el tratamiento es menos agresivo consiguiendo una mejor calidad de vida y supervivencia.

Un resultado negativo significa que no se ha detectado sangre en la muestra de las heces y por lo tanto es muy poco probable que haya una lesión en el intestino.

 

 

 

¿Qué puedes hacer si no recibes la carta?

Si vives en una región donde se está implementando el cribado de cáncer de colon y recto, puede haber distintos motivos por los cuales no hayas recibido la carta de invitación. Por ejemplo, si resides en Cataluña, las causas de no recibir la invitación pueden ser las siguientes:

  • Puede no existir un programa poblacional en tu territorio: por desgracia no todo el mundo reside en una zona donde exista este tipo de programa. Por ejemplo, han pasado más de 15 años desde la implementación del primer programa de cribado en un municipio de Cataluña, hasta que finalmente se ha decidido extenderlo a todo el territorio, y está previsto que alcance una cobertura del 100% en el año 2020.
  • Que no constes en la base de datos: puede haber errores administrativos que hagan que la base de datos no esté actualizada, sobre todo en los casos de cambios recientes de domicilio. Si este es tu caso, te aconsejamos que llames a la oficina técnica responsable del cribado, cuyo teléfono se puede obtener por Internet o llamando a los teléfonos de tu centro de salud.
  • Que tengas antecedentes personales o familiares de cáncer de colon y recto: si se tiene constancia de dichos antecedentes, no se manda la carta porqué el seguimiento que has de recibir debe ser otro.
  • Que hayas perdido la carta: en ese caso, contactando con la oficina técnica o con tu centro de salud te volverá a enviar la carta o si prefieres la podrás recoger en la misma oficina.

 

Puedes encontrar más recomendaciones  para prevenir el cáncer de colon y recto en esta entrada.

 

Además de la importancia de la detección precoz, recuerda que para evitar la aparición de este tipo de cáncer, es muy importante hacer una dieta rica en fruta y verdura, consumir pocas carnes rojas y grasas saturadas, reducir la ingesta de alcohol, realizar ejercicio, controlar el peso, y no fumar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *