Para entender qué es el cáncer laboral, y saber cómo prevenirlo, antes se debe tener claro que hay muchos tipos de cáncer, y que la mayoría de agentes cancerígenos (sustancias que pueden producir cáncer) actúan de forma específica para provocar unos tipos de cáncer, pero no otros.

En esta entrada puedes consultar los 8 cancerígenos más frecuentes en nuestro trabajo.

Para demostrar que existe una causa-efecto entre una exposición laboral y un cáncer determinado, es importante conocer los estudios previos sobre dicha exposición laboral concreta y su posible relación con el cáncer en cuestión.

Ejemplo: Una persona ha estado expuesta a un agente cancerígeno (como el arsénico inorgánico) y le diagnostican un cáncer de próstata. Como no existe evidencia científica de que el arsénico provoque cáncer de próstata, no estaremos ante un cáncer laboral. En cambio, si se hubiese diagnosticado un cáncer hepático, y sí que existe evidencia científica de dicha asociación, sí que podríamos estar ante un cáncer de posible origen laboral.

cancer_ocupacion_construccion

Fuente: http://pixabay.com/es/

 

¿Qué quiere decir “evidencia científica”?

¿Es suficiente un solo estudio científico que haya encontrado una asociación entre una exposición laboral y un tipo de cáncer para considerar que ya existe suficiente evidencia científica?

Claramente no. La revisión de la “evidencia científica” la realizan agencias independientes, como la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud, por destacar la más importante en Europa. Estas agencias clasifican las posibles exposiciones según su capacidad de inducir cáncer y generan listas de agentes cancerígenos cuya exposición deberá estar estrictamente controlada.

 

¿Qué diferencia existe entre los conceptos “cáncer laboral” y “cáncer profesional”?

Aunque los términos suenan similares, la gran diferencia radica en que para que un cáncer sea incluido como “cáncer laboral” es necesario evidencia científica robusta que haya encontrado asociación que un tipo específico de trabajo puede producir cáncer (esto debido a exposición a sustancias cancerígenas dentro de la actividad laboral).

Mientras que el reconocimiento legal de estos “cánceres laborales” difiere en cada país mediante el listado de los “cánceres profesionales” (contingencia laboral/enfermedad profesional). La importancia del reconocimiento legal de que un cáncer sea debido a trabajar con una exposición laboral radica, en la posibilidad de que exista un sistema para compensar económicamente a la persona afectada o a sus familiares por las consecuencias que pueda tener dicho cáncer en la vida de la persona.

cancer laboral ocupacional

Fuente: http://pixabay.com/es/

 

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de padecer un cáncer laboral?

 

  1. En primer lugar debes informarte sobre si en tu empresa se utiliza algún agente cancerígeno. Legalmente la responsabilidad de velar por la salud de los trabajadores la tiene el empresario y en el caso de uso de agentes cancerígenos existe una legislación específica al respecto.
  1. Esta información se puede solicitar por escrito al servicio de prevención de riesgos laborales de la empresa. Es importante que te respondan por escrito (con un documento sellado, fechado y firmado) por si en el futuro tienes algún problema de salud, poder utilizarlo como prueba de uso legal.
  1. En el caso de que sí que se utilice algún agente, entonces es también al mismo servicio al que debes solicitar que te faciliten por escrito cuales son las medidas que debes tomar, y la empresa debe facilitarte todo el material y la logística para poder trabajar con dichas medidas, pues la empresa está obligada por ley a tomar medidas de cara a la prevención y reducción de la exposición, además de facilitar la protección e higiene personal del trabajador (para evitar que se lleve los agentes cancerígenos a casa). La ropa del trabajo nunca se debe mezclar en la lavadora con la ropa de vestir.

 

La radiación solar es la exposición cancerígena (no reconocida legalmente como exposición laboral) a la que están expuestos más trabajadores. Recordemos las expresiones “moreno albañil” en castellano, o “redneck” en inglés. Para evitar el cáncer de piel, utiliza ropa protectora y cremas solares  adecuadas al color de tu piel.

Previo a la aplicación de las leyes antitabaco en España, la segunda exposición cancerígena (tampoco reconocida legalmente como exposición laboral) con más trabajadores expuestos era el aire contaminado por humo del tabaco (por ejemplo trabajadores de bares y cafeterías), reconocida oficialmente como causa de cáncer de pulmón por el ministerio de sanidad de los EEUU desde el año 1986.

Otra medida general que ayuda a la prevención de varios tipos de cáncer incluye asegurarse de que en el comedor laboral existe una variedad suficiente de alimentos, en el que exista una presencia diaria de frutas y verduras frescas.

 

Piensa si estas siguiendo todas las recomendaciones de protección de tu lugar de trabajo. Por ejemplo ¿usas guantes?, ¿cuándo se deben desechar estos guantes?, ¿necesitas mascarilla?, ¿de qué tipo?, ¿necesitas protectores oculares (gafas de seguridad)?, si trabajas en alturas, ¿te proteges del riesgo de caída?, ¿sabrías cómo reaccionar frente a un accidente químico?… Podríamos plantear muchas preguntas pero quizás el mensaje es que todos podamos participar en un trabajo más seguro.

Es importante informarse y cumplir con las recomendaciones.

 

Si quieres más información general sobre prevención de riesgos laborales, puedes consultar la página en español del National Institute for Occupational Safety and Health.

 

cancer laboral ocupacional

Fuente: http://pixabay.com/es/

 

Me han diagnosticado un cáncer… ¿cómo puedo saber si puede ser considerado enfermedad profesional?

Lo primero que debes hacer es consultar el cuadro de enfermedades profesionales actualmente vigente en tu país, y buscar las combinaciones “tipo de cáncer-agente” en las que aparece el tipo de cáncer que te han diagnosticado. Por ejemplo, el cuadro de enfermedades profesionales actualmente vigente en el Estado Español lo puedes consultar aquí http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2006-22169

Si has estado expuesto a alguno de los agentes asociados a dicho tipo de cáncer, entonces debes pedirle al médico que te diagnosticó el cáncer que tramite un parte de enfermedad profesional. Si el tipo de cáncer que padeces no está en el cuadro de enfermedades, todavía podría ser considerada como “contingencia laboral” siempre y cuando exista evidencia científica que apoye dicha asociación.

¿Por qué me puede interesar que se filie mi cáncer como enfermedad laboral?

La repercusión varía según el país donde se viva. Por ejemplo, en España, las prestaciones que se derivan por la presencia de un “cáncer profesional” deben de ser asumidas por la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales (Empresa aseguradora de salud que cubre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales).

 

Juan Alguacil

Universidad de Huelva

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *