EPIDEMIÓLOGAS CONTRA EL CÁNCER: NUTRICIÓN Y CÁNCER

Hoy es el Día Mundial de Acción por la Salud de las Mujeres. Por ello, Carlota nos explica qué investigación realiza en nutrición y cáncer.

Agradecemos a Javi Ruiz Carrasco (E-Oncologia) por su ayuda en la edición del vídeo.

SOBRE CARLOTA…

Carlota Castro-Espin es graduada en Nutrición humana y Dietética (Universidad Ramón Llull, 2013), Máster en Nutrición y Metabolismo (Universidad Rovira i Virgili, i Universidad de Barcelona, 2015) i Doctora en Medicina e Investigación Translacional (Universidad de Barcelona, 2023). Tras finalizar sus estudios de máster, se incorporó al Instituto Catalán de Oncología (L’Hospitalet de Llobregat) como nutricionista, formando parte del equipo de un ensayo clínico llamado PREDICOP en la Unidad de Nutrición y Cáncer. Este ensayo clínico buscaba investigar el impacto de una intervención combinada de dieta y actividad física en el riesgo de recidivas en sobrevivientes de cáncer de mama.

En 2019, llevó a cabo su primera estancia internacional en la Universidad de Oxford, durante 8 meses, lo cual tuvo un impacto significativo en su desarrollo científico y profesional, brindándole más conocimientos y experiencia en epidemiología y análisis estadísticos.

En 2020, inició su proyecto de tesis, centrado en el estudio de diferentes patrones dietéticos relacionados con mecanismos biológicos vinculados al cáncer de mama (inflamación, resistencia a la insulina, estrógenos) para investigar su relación con el riesgo y la supervivencia del cáncer de mama.

Durante su último año de tesis, en 2023, realizó una estancia de 4 meses en la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC, Lyon), donde trabajó en el que sería el último artículo incluido en la tesis, centrado en biomarcadores de inflamación y supervivencia en el cáncer de mama.

Los artículos publicados que forman parte de la tesis se basan en datos del estudio EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition), que dispone de información sobre el estilo de vida, incluyendo hábitos dietéticos, así como historial médico y reproductivo de más de medio millón de participantes, de los cuales más de 300,000 son mujeres, provenientes de 10 países europeos.

En su próxima etapa como investigadora postdoctoral, seguirá trabajando con datos tanto del estudio EPIC como del ensayo clínico PREDICOP. Su investigación se centrará en los mecanismos potencialmente modificables por factores de estilo de vida, como la dieta y el ejercicio, y continuará explorando factores nutricionales que afectan el pronóstico del cáncer de mama.

TRANSCRIPCIÓN

«Hola, soy Carlota Castro-Espin, nutricionista – epidemióloga e investigadora postdoctoral en la Unidad de Nutrición y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología. Mi investigación se centra en estudiar el rol de la dieta, estudiando patrones dietéticos, y su rol en el riesgo y la supervivencia del cáncer de mama.

Hemos observado que el consumo de dietas más proinflamatorias se asocia con un mayor riesgo de cáncer de mama. Estas dietas se caracterizan por tener un contenido elevado de carne roja y procesada, así como productos ricos en azúcares y grasas. Además, se ha observado que consumir este tipo de dieta antes del diagnóstico de cáncer de mama se relaciona con una menor supervivencia a largo plazo.
Por otro lado, una dieta protectora frente a la diabetes tipo 2 también mejora la supervivencia del cáncer de mama. Esta dieta se caracteriza por un alto un contenido en fibra, café, frutos secos, grasas saludables y frutas.
Finalmente, seguir una dieta mediterránea (con consumo de verdura, fruta, legumbres, aceite de oliva, frutos secos, y sin consumo de alcohol) también se asocia con una mejor supervivencia.»

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *