En la entrada ¿Trabajar puede provocar cáncer? ya vimos unas nociones básicas sobre el cáncer laboral, pero ¿cuáles son los cancerígenos más frecuentes en el trabajo?

 

Cuando se habla de agentes cancerígenos en el entorno de trabajo se suele pensar en productos y sustancias de naturaleza química, pero hay que tener en cuenta que también hay otros tipos de agentes relacionados con la aparición de cáncer que no son de tipo químico y que también pueden ser muy frecuentes en nuestros trabajos.

 

Si quieres saber cómo se ha realizado esta lista de cancerígenos más frecuentes sigue leyendo…

 

 

Los cancerígenos más frecuentes en las personas trabajadoras

 

Estas son las exposiciones más frecuentes que, según la evidencia científica, provocan cáncer o es probable que lo provoquen:

 

  1. Radiación ultravioleta (UV) solar. Tal y como ocurre en la mayoría de países de Europa, la radiación UV solar es el agente cancerígeno al que están expuestos más trabajadores. Las estimaciones indican que unos 238.000 trabajadores de Cataluña (un 10%), entre ellos muchos agricultores y trabajadores de la construcción, están expuestos a los rayos del sol mientras realizan su actividad al aire libre, y por tanto tienen mayor riesgo de cáncer de piel.

jardinero

Protégete bien de la exposición solar para evitar el cáncer de piel. Foto por Jordi Gálvez.

 

 

  1. Trabajo a turnos. La segunda exposición a cancerígenos más frecuente es el trabajo a turnos que incluye el turno de noche, considerado como probable cancerígeno por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), sobre todo por su asociación con el cáncer de mama, y que afecta a más del 7% de la población trabajadora.

 

  1. Humos de motor diésel. Siempre que se utilizan motores que funcionan con combustible de tipo diésel se generan humos y otros productos de combustión que también pueden provocar cáncer, sobretodo de pulmón. Se estima que un 3,7% de los trabajadores están expuestos a humos de motor diésel. Los colectivos de trabajadores del transporte por carretera, del mantenimiento de vehículos y de algunas actividades de la construcción son los más expuestos al respirar aire contaminado por esas sustancias.

 

  1. Sílice cristalina. La sílice cristalina es un componente natural que, además de encontrarse en las rocas y la arena, también se encuentra en materiales para la construcción como el hormigón y el ladrillo. La exposición a partículas pequeñas de sílice que se encuentran en el aire, principalmente el polvo de cuarzo, se asocian al cáncer de pulmón. Se estima que un 1,8% de los trabajadores pueden estar expuestos a la sílice cristalina.

 

  1. Radón. El radón es un gas radiactivo que se forma de manera natural de la desintegración de elementos radiactivos como el uranio que pueden estar presentes en algunos tipos de rocas como el granito y que se acumulan en espacios mal ventilados situados bajo tierra o cerca del suelo. Estos niveles suelen ser muy bajos en la mayoría de los casos. La exposición a radón se asocia con el cáncer de pulmón.

 

  1. Hidrocarburos aromáticos policíclicos. Estos compuestos, que son disruptores endocrinos, se forman principalmente por la combustión incompleta de la materia orgánica y en diversos procesos industriales. Piensa que si eres fumador, tu mayor exposición a estos compuestos será a través del tabaco, que es la mayor causa de cáncer. El benzopireno, que es un tipo de hidrocarburo aromático policíclico, se ha clasificado como cancerígeno por la IARC por su acción genotóxica (produce daños en el ADN).

 

  1. Benceno. El benceno tiene muchos usos en la industria, por ejemplo se usa para manufacturar productos químicos en la fabricación de plásticos, resinas y ciertos tipos de gomas. También se encuentra de forma natural en la gasolina. El benceno se ha asociado a algunos tipos de leucemia, y se estima que un 1,3% de los trabajadores están expuestos a este compuesto.

 

  1. Cromo VI y sus compuestos. Los compuestos de cromo hexavalente se usan, por ejemplo, como anticorrosivos, en el acabado de metales y en los procesos de fabricación de pigmentos y aluminio. También están presentes en los humos de soldadura de materiales de aluminio. Estos compuestos se han asociado al cáncer de pulmón y a algunos cánceres de cabeza y cuello.

 

 

¿Cómo se ha hecho esta lista?

 

Esta lista es fruto de los esfuerzos que ha hecho en los últimos años el Instituto Catalán de Seguridad y Salud Laboral para identificar los cancerígenos más frecuentes entre los trabajadores de Cataluña con el proyecto CAREX-CAT. El proyecto CAREX-CAT, del inglés CARcinogen EXPosure (Exposición a Cancerígenos) es un sistema de información que contiene estimaciones del número de trabajadores expuestos a diferentes agentes cancerígenos según los procesos de trabajo y el sector de actividad económica de las empresas. Los resultados obtenidos son parecidos a los de otros países de nuestro entorno.

 

Seguro que algunos de los agentes incluidos en la lista os habrán sorprendido y habréis pensado que todos (trabajadores y no trabajadores) podemos estar expuesto a ellos…

 

Es verdad, por ello es muy importante prevenir el cáncer, tanto dentro como fuera del trabajo.

 

 

¿Son diferentes las exposiciones laborales y las ambientales?

 

Muchas exposiciones de origen laboral también se encuentran en otros ambientes no restringidos al lugar de trabajo y además sus efectos son aditivos, es decir, se suman con la exposición acumulada, y no se pueden diferenciar.

 

Lo que sí suelen ser diferentes son algunas características de la exposición y el tipo de colectivo de personas expuestas:

 

  • A nivel laboral la frecuencia y la intensidad de muchas exposiciones tienden a ser mayores.
  • También es más frecuente que los trabajadores estén expuestos a la vez a más de una sustancia peligrosa. Estas sustancias pueden interactuar entre sí y presentar efectos diferentes a los que tendrían si se presentasen solas.
  • Y, evidentemente, una exposición ambiental nos puede afectar a todos, mientras que las laborales solo si trabajamos en sitios específicos.

 

Finalmente, recuerda que puedes seguir estos consejos para protegerte frente al cáncer laboral.

 

 

Mayte Martín-Bustamante

Institut Català de Seguretat i Salut Laboral

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *