Cada vez hay más países en los que se vacuna a las niñas frente al virus del papiloma humano (VPH). Seguramente ya sabéis que el principal motivo por el que se las vacuna es para prevenir el cáncer de cuello uterino, pero, ¿y los niños? ¿Puede aportarles algún beneficio la vacuna del papiloma? ¿Tenemos motivos para vacunar a los niños?

 

El virus del papiloma en hombres

El VPH es un virus muy frecuente tanto en hombres como en mujeres. Se estima que 3 de cada 4 personas sexualmente activas se infectarán por algún tipo de VPH a lo largo de la vida.

 

El cáncer de cuello uterino es la consecuencia más conocida de la infección por VPH, pero no es la única. Este virus también causa las verrugas genitales (también llamadas condilomas), y se ha relacionado con el cáncer de vulva, de vagina, de ano, de pene y de orofaringe (cáncer de garganta). Alrededor del 90% de las verrugas genitales están provocadas por los tipos de VPH 6 y 11, y la inmensa mayoría de los cánceres de ano, pene y orofaringe relacionados con el VPH están causados por el tipo 16. Estos tres tipos de VPH están incluidos, entre otros, en las dos vacunas aprobadas en hombres actualmente (vacuna tetravalente y la recientemente aprobada, nonavalente). Cabe destacar que el cáncer de ano es más frecuente en hombres que tienen sexo con hombres.

 

Estos cánceres no son tan frecuentes como el de cuello uterino en la mujer, pero los casos de cáncer de ano y de orofaringe relacionados con el VPH están aumentando de forma muy importante en algunos países. Por ejemplo, en Estados Unidos en los años 80, menos del 20% de los cánceres de orofaringe estaban relacionados con el VPH y ahora ya representan más del 70% de los casos. De hecho, si este aumento se mantiene, se espera que en el año 2020, los cánceres de la orofaringe vinculados al VPH sobrepasen a los casos de cáncer de cuello uterino.

 

Juzgad vosotros mismos la importancia del VPH en hombres en la siguiente infografía:
grafico_piramide_vacuna_papiloma_VPH_niños

 

Motivos para vacunar a los niños frente al VPH

El principal motivo para vacunar a los niños es la prevención de las enfermedades que ya hemos comentado:

  • Verrugas genitales
  • Cáncer de orofaringe
  • Cáncer de ano
  • Cáncer de pene

Como uno de los motivos para vacunar a los niños es la prevención de las verrugas genitales, se recomienda la vacuna tetravalente o la nonavalente, que son las que incluyen los tipos de VPH 6 y 11. Si bien con estas vacunas no evitaremos todos los casos de los cánceres mencionados ya que no todos se relacionan con el VPH, sí evitaremos una proporción sustancial.

 

Aparte del beneficio directo que supondría para los niños el vacunarles, también tenemos otros motivos para hacerlo:

  • Beneficio indirecto para las mujeres: La vacunación de los hombres permitiría reducir la propagación de la infección y esto beneficiaría también a las mujeres, que tendrían menos riesgo de infectarse por el VPH en sus contactos sexuales con hombres vacunados.
  • Interrupción de la circulación del virus: El vacunar solamente a la mitad de la población hace muy difícil que el virus deje de circular. Si vacunamos tanto a mujeres como a hombres, impediremos la circulación del VPH y con el tiempo sería posible su desaparición (erradicación).
  • Equidad: El vacunar a los niños promovería la equidad en salud, ya que actualmente se da una situación de desigualdad.

vacuna_papiloma_VPH_niños

Fuente: https://pixabay.com/

 

¿Hay estudios de la vacuna en niños?

Sí, tras demostrarse la eficacia y la seguridad de las vacunas frente al VPH en mujeres, se han realizado varios ensayos clínicos de la vacuna tetravalente y nonavalente en niños y hombres jóvenes. La eficacia de la vacuna tetravalente en hombres previamente no infectados por ninguno de los tipos de VPH de la vacuna es del 90% para prevenir verrugas genitales y lesiones precancerosas de pene, periné y región perianal, y del 78% para prevenir lesiones precancerosas de ano, todas ellas causadas por los cuatro tipos de la vacuna.

En cuanto a la nueva vacuna nonavalente, escribiremos un post sobre ella cuando esté disponible en España.

 

Por último, en cuanto a la seguridad de las vacunas frente al VPH en varones, los efectos adversos son los mismos que los observados en las mujeres, siendo los más frecuentes los que se producen en el sitio de la inyección, como el dolor y la inflamación. También pueden producir síntomas generales como fiebre, fatiga y dolor de cabeza que suelen ser de carácter débil y de corta duración. En pre-adolescentes, que incluye la edad a la que se administra la vacuna, también se han observado desmayos después de administrar cualquier vacuna, incluida la del VPH, y que son generalmente debidos al propio pinchazo. Todos los estudios clínicos y epidemiológicos y todas las autoridades sanitarias nacionales e internacionales concluyen que las vacunas frente al VPH tienen un elevado perfil de seguridad y que en general son bien toleradas. Aún así, se continúa evaluando de manera muy estricta su seguridad a medio y largo plazo.

 

¿Se vacuna a los niños en algún país?

Desde el año 2011, en Estados Unidos se recomienda la vacunación de los niños a los 11-12 años, y hasta los 21 años para los que no se hayan vacunado antes. También se recomienda la vacunación de los hombres que tienen sexo con hombres y de los que están inmunodeprimidos hasta los 26 años. En Australia, Canadá y Austria también se vacuna a los niños.

 

La mayoría de países no incluyen la vacunación masculina frente al VPH en sus calendarios de vacunación, pero como podéis ver cada vez existen más motivos para vacunar también a los niños. Es importante mencionar que la no inclusión de la vacunación masculina no se debe a motivos de seguridad o eficacia de la vacuna sino exclusivamente a motivos económicos y de coste-beneficio.

 

 

Xavier Castellsagué y Marta Aldea

Institut Català d’Oncologia

 

 

Bibliografía:

 

Chaturvedi AK, Engels EA, Pfeiffer RM, Hernandez BY et al. Human papillomavirus and rising oropharyngeal cancer incidence in the United States. J Clin Oncol. 2011; 29(32):4294-301

 

Giuliano AR, Palefsky JM, Goldstone S, Moreira ED Jr et al. Efficacy of quadrivalent HPV vaccine against HPV Infection and disease in males. N Engl J Med. 2011 Feb 3;364(5):401-11.

 

Palefsky JM, Giuliano AR, Goldstone S, Moreira ED Jr et al. HPV vaccine against anal HPV infection and anal intraepithelial neoplasia. N Engl J Med. 2011 Oct 27;365(17):1576-85.

 

Van Damme P, Olsson SE, Block S, Castellsague X et al. Immunogenicity and Safety of a 9-Valent HPV Vaccine. Pediatrics. 2015 Jul;136(1):e28-39.

2 comentarios
  1. Antonio Toro
    Antonio Toro Dice:

    Hola Xavier ! Felicidades por tu artículo y vuestro blog .
    Quería hacerte una pregunta , y es si existe ( obviando la abstinencia ) algún método efectivo para evitar la transmisión del VPH ?
    Y la última … Como hombre , si no tenemos lesiones cutáneas/ verrugas, como se si soy portador de ese virus y por tanto vector de transmisión? Porque creo que no podemos detectarlo a través de una serología convencional …
    Un cordial saludo y muchas gracias

  2. Mejor Sin Cáncer
    Mejor Sin Cáncer Dice:

    ¡Hola Antonio! Para evitar la transmisión del VPH, el preservativo reduce el riesgo, aunque no al 100%. Existen las vacunas frente al VPH para evitar la infección. Respecto a la prueba de detección en hombres, no hay aún ningún método establecido de rutina en pacientes sin síntomas o enfermedad.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *