Estar sanos y vivir sin enfermedad es un privilegio. Por eso, prevenir el cáncer nos preocupa a todos. Es sumamente importante saber las causas conocidas más comunes de la aparición del cáncer.

El cáncer se produce por la interacción entre factores genéticos, es decir, características que nos vienen determinadas en nuestro ADN, y factores externos como el tabaco, la dieta, las radiaciones o la contaminación. Según el último World Cancer Report de la International Agency for Research on Cancer (IARC), más de un tercio de los casos de cáncer se podrían prevenir, ya que están causados por factores externos que, por lo tanto, son modificables.

Hoy os vamos a hablar de los principales factores de riesgo para cáncer que podemos modificar.  Principalmente nos centraremos en el tabaco, el alcohol y el sobrepeso, ya que los tres son muy frecuentes y muy tolerados socialmente, pero tienen una capacidad muy importante de enfermar nuestro organismo. Hoy hablaremos solo un poco de ellos. En futuros posts detallaremos más su importancia.

El fumar tabaco es un hábito que está muy claramente asociado a cáncer. El consumo de tabaco es tan frecuente y tan nocivo para nuestro organismo que causa alrededor de 1 de cada 5 casos de cáncer en el mundo. Aunque lo que todos conocemos es su relación con el  cáncer de pulmón, el tabaco puede causar muchos otros tipos de cáncer como el de boca, esófago, laringe, faringe, riñón, vejiga, páncreas, estómago y cérvix, entre otros. No es raro que el tabaco cause tantos casos de cáncer, ya que más de 1.300 millones de personas fuman en el mundo. En Europa casi el 40% de los hombres y el 20% de las mujeres son fumadores.

infografia_causas_cancer (1)

Este gráfico, basado en datos del Reino Unido (Cancer Research UK) muestra la cantidad de casos de cáncer que se pueden atribuir a cada uno de los factores de riesgo modificables. Salta a la vista cuál es el factor más importante…

 

Otro hábito muy frecuente que puede ser también nocivo para la salud es el consumo de alcohol. Un consumo de moderado a alto de forma habitual se ha relacionado con varios tipos de cáncer, sobre todo del aparato digestivo, como el cáncer de boca, de faringe, de laringe, de esófago y, quizás el más conocido, el cáncer de hígado.  A mayor cantidad  de alcohol consumido, más riesgo de tener cualquiera de estos cánceres.  Según datos de la OMS, los europeos mayores de 15 años consumen una media de 10,9 litros de alcohol puro al año, lo que se traduce algo más de dos vasos de vino o de dos cervezas, o una copa o combinado al día. Pero uno de los datos más preocupantes en Europa es que casi un tercio de los adolescentes de entre 15 y 19 años tiene un consumo excesivo episódico de alcohol, es decir que toman 3 o más copas o combinados al menos una vez al mes.

La obesidad es la gran epidemia del siglo XXI y se asocia a un mayor riesgo de cáncer de esófago, colon, recto, mama y riñón, entre otros. Está claro que en nuestras sociedades, llamadas más desarrolladas, con un alto consumo de productos muy elaborados y trabajos a veces sedentarios, la tendencia a la obesidad está aumentando, y actualmente afecta alrededor del 25% de la población en Europa y América. Para facilitar la pérdida de peso y reducir así el riesgo de cáncer se recomienda una dieta baja en azúcar. También se ha demostrado que un consumo elevado de carne roja aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto, mientras que los productos lácteos lo disminuyen. Por otro lado, el ejercicio físico disminuye el riesgo de sufrir varios tipos de cáncer, tanto por su contribución a la pérdida de peso como por otros mecanismos directos.

 

causas_cancer_obesidad_deporte

Fuente: http://pixabay.com/es

Habréis notado que todos los factores de riesgo que hemos comentado hasta ahora no  son nuevos… pues son los mismos que debemos evitar para no tener enfermedades cardiovasculares y pulmonares, entre otras. Así que ya sabéis, llevar una “vida sana” no sólo nos ayuda a estar en forma y a evitar problemas de corazón, sino que reduce el riesgo de sufrir muchos tipos de cáncer.

Pero sigamos…

Las infecciones son al menos la causa del 16% de los casos de cáncer en el mundo, principalmente de estómago, hígado y cuello del útero, pero de este tema ya os hablamos en otro post

Por último, hay varios tipos de radiaciones que se han relacionado con el desarrollo de cáncer, uno son las radiaciones ionizantes, como las que generan las sustancias radioactivas o los aparatos de rayos X, y otro son los rayos del sol. Cuando nos exponemos a cantidades importantes de radiación ionizante, aumenta el riesgo de leucemia, de cáncer de colon, de pulmón, de hueso, de cerebro y de otros tumores. Y como es bien sabido, la exposición excesiva a la radiación solar es la causa de varios tipos de cáncer de piel.

 

causas_cancer_radiacion_solar

Fuente: http://pixabay.com/es

 

¡Así que estas son algunas de las cosas que podéis modificar en vuestro día a día para evitar el cáncer!

 

Bibliografia:

 

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *