¿Qué es el bisfenol A?

El otro día me preguntó una amiga, madre de una niña de pocos meses, si debía preocuparse por el bisfenol A que pueden contener los biberones. El bisfenol A es una sustancia química que se encuentra en los plásticos y se considera un disruptor endocrino porque interfiere con nuestro sistema hormonal (sistema endocrino).

 

Debido a esta interferencia con las hormonas, el bisfenol A podría causar problemas de salud, y por ello está en el punto de mira de varios organismos y sometido a continua investigación.

 

El bisfenol A es el disruptor endocrino más estudiado. Los efectos sobre la salud del bisfenol A aún no están completamente claros, aunque está prohibido en los biberones desde el año 2011.

 

biberon_con_bisfenol_A

 

La principal fuente de exposición al bisfenol A es la dieta. En Francia se prohibió también su uso en contenedores alimentarios, como botellas y latas, y en España se hizo campaña para conseguir la misma prohibición, aunque aún se puede encontrar por ejemplo en comida enlatada. Sin embargo, aunque no sea obligatorio, muchas empresas han dejado de utilizar el bisfenol A voluntariamente.

 

Entonces, ¿podemos estar tranquilos?

 

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) hizo una reevaluación del riesgo de bisfenol A en enero de 2015, y concluyó que la exposición a bisfenol A es muy baja para representar un riesgo para la salud humana ya que los niveles de exposición están por debajo de la ingesta diaria tolerable de 4 µg/kg al día.

 

¿Hay otros disruptores endocrinos?

A pesar de la gran atención que recibe el bisfenol A, existen otros compuestos químicos con propiedades endocrinas. Por ejemplo, determinados:

  • pesticidas
  • disolventes
  • metales
  • retardadores de llama (ignífugos)
  • alquilfenoles
  • bifenilos policlorados (PCBs)

 

Se ha sugerido que los disruptores endocrinos quizás puedan explicar la tendencia creciente en la incidencia de algunos cánceres hormonales en la última década.

 

Según la OMS, los datos en animales y humanos apoyan la idea que la exposición a disruptores endocrinos durante periodos de desarrollo, como el periodo fetal o la pubertad, pueden jugar un rol en la incidencia de cánceres hormonales, como el de mama o próstata. Algunos PCBs y pesticidas se han asociado a cáncer de mama o próstata.

 

Sin embargo, aún existen muchas brechas en la literatura científica sobre los disruptores endocrinos y el cáncer.

 

Existen dificultades en la evaluación de estos químicos debido a que en ocasiones no existen métodos válidos o consensuados para testarlos. Además, existen más de 800 compuestos con conocida o sospechada acción endocrina, y por tanto muchos de ellos aún no han sido aún evaluados respecto a su capacidad hormonal.

 

plastico_cristal_calentar_disruptores

 

 

¿Cómo puedo evitar el contacto con estas sustancias?

Las medidas más eficaces para reducir nuestra exposición a estos compuestos son la regulación para prohibir o limitar su uso. Éstas se han de basar siempre en la investigación previa de sus consecuencias, para asegurar que los productos utilizados como sustitutos no tengan más propiedades endocrinas que los originales.

Las medidas individuales son difíciles de aplicar porque los disruptores endocrinos se encuentran en el medio ambiente y en muchos productos de consumo, incluyendo los alimentos.

Algunos estudios han sugerido que la comida procedente de la agricultura ecológica podría contener menos contaminantes como pesticidas o metales.

Entonces, ¿consumir productos ecológicos previene el cáncer?

Es lógico pensar que la comida procedente de la agricultura ecológica podría tener un impacto en la prevención del cáncer. Sería plausible en caso de confirmar que los compuestos químicos involucrados (los que puedan diferir entre comida convencional y ecológica) sean factores de riesgo de cáncer.

Sin embargo, los pocos estudios que han comparado las personas que consumen comida ecológica y las que no lo hacen, no han notado grandes diferencias en incidencia de cáncer entre estos dos grupos. Por ello, es importante seguir investigando el posible impacto de la comida ecológica en la prevención del cáncer, así como el rol de los disruptores endocrinos en su aparición.

 

Laura Costas

Institut Català d’Oncologia /IDIBELL

 

Referencias

http://www.aesan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/noticias_efsa/2015/exposicion_BisfenolA.shtml

United Nations Environment Programme and the World Health Organization, 2013. State of the science of endocrine disrupting chemicals 2012 / edited by Åke Bergman, Jerrold J. Heindel, Susan Jobling, Karen A. Kidd and R. Thomas Zoeller.

Barański M et al. Higher antioxidant and lower cadmium concentrations and lower incidence of pesticide residues in organically grown crops: a systematic literature review and meta-analyses.Br J Nutr. 2014 Sep 14;112(5):794-811.

Mulet JM. Should we recommend organic crop foods on the basis of health benefits? Letter to the editor regarding the article by Barański et al. Br J Nutr. 2014 Nov 28;112(10):1745-7.

Bradbury KE et al. Organic food consumption and the incidence of cancer in a large prospective study of women in the United Kingdom. British Journal of Cancer 2014;110, 2321–2326.

 

2 comentarios
  1. Edu Soto
    Edu Soto Dice:

    Tinc un dubte respecte als pesticides i productes aplicats en agricultura amb metalls pesats. Quina és la velocitat de degradació dels pesticides i metalls?, ja que aquets no poden arribar al consumidor final en el producte. Al igual que els metalls residuals que hi poden haver, aquests han d’arribar com un compost químic no tòxic pel consum, en forma de complexos químcs no absorvibles.

    També és cert que si jo tinc una plantació de producte ecologic i el vei del costat no produeix de forma ecologica fent servir pesticides i altres compostos, per proximitat tindrer contaminació en la meva plantació sense voler-ho. Aixó també és contempla en productes ecologics? Com és considera un pesticide, adob ecologic etc.. per ser ecologic? Ja que aquets per fer l’efecte també ha de contindre certes sustancies.

    La pregunta en questió és, ens arriben tants contaminants per la fruita i verdura? Si és així, com pot ser? Tot aixó deu estar legislat, és podria canviar?

    Moltes gracies.

  2. Laura Costas Caudet
    Laura Costas Caudet Dice:

    ¡Hola Edu!
    Muchas gracias por tu comentario.
    Claro, esto está legislado y evaluado periódicamente. La EFSA (European Food Safety Authority) realiza detecciones periódicas de residuos de pesticidas en Europa y otros países. En resumen, el 97% de las muestras de comida que se evaluaron en el 2013 estaban dentro de los límites legales y en un 56% no se detectaron residuos de pesticidas. Cuando estimaron la cantidad de pesticidas que ingerimos utilizando estos datos, concluyeron que estos niveles no suponían un riesgo para los consumidores. Puedes consultar el informe detallado en este link: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2015.4038/epdf
    Tienes razón que existe mucha heterogeneidad en la definición de ‘ecológico’, piensa además que las regulaciones de estos productos, y lo que se considera ecológico o no, es muy diferente según el país lo que dificulta aún más las comparaciones con la agricultura convencional.
    ¡Saludos!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *