10 consejos para prevenir el cáncer en tu día a día

El Instituto Catalán de Oncología ha publicado diez consejos para poder prevenir el cáncer en el día a día, basados en el código Europeo para la prevención del cáncer. Os puede parecer que son consejos obvios (y lo son), son los que la ciencia apoya al 100% y están todos al alcance de nuestra mano.

No tiene sentido apoyar otras medidas y “modas extrañas” sin antes interiorizar bien y aplicar las siguientes. Con los conocimientos que actualmente tenemos de las causas del cáncer, ya tenemos la oportunidad de prevenir una buena proporción de éstos (más del 40%). No la vamos a desperdiciar, ¿no?

4 de cada 10 canceres se pueden prevenir

¿Cómo prevenir el cáncer fácilmente en nuestro día a día?

 

  1. Siguiendo una alimentación sana y variada. Los que consumen más frutas y verduras tienen índices de mortalidad de hasta el 30% menos que los que consumen pocas. Se ha visto que la dieta rica en vegetales protege contra tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, y diabetes entre otras. Se recomienda:
  1. Practicando ejercicio físico cada día. El ejercicio físico es un factor protector de algunos cánceres como el de colon. 30 minutos diarios, o 60 para los niños. Para incorporarlo en la rutina diaria, unas opciones pueden ser:
  • Caminar media hora a paso rápido.
  • Bajar unas paradas antes del metro o autobús y hacer el resto del trayecto a pie (no apto para tardones).
  • Moverte en bicicleta.
  • Practicar deportes como nadar, running, pádel o cualquier otro.
  • Y sobre todo, aunque sea muy cómodo, evita estar sentado todo el rato.

actividad fisica mejor sin cancer

 

 

  1. Vacunándonos, y vacunando a nuestros hijos. Es muy importante estar al día de las vacunas que nos toquen. Por ejemplo la vacuna para protegernos de la hepatitis B (en recién nacidos, o después si no la llevamos), y la del papiloma (en niñas o mujeres), ya que ambas infecciones pueden provocar cáncer. Estas vacunas tienen un alto perfil de seguridad.

 

  1. Haciendo las pruebas de detección precoz del cáncer. En determinados cánceres es crucial que se detecte cuanto antes mejor. Por ejemplo:

 

  1. Si eres mujer: Si puedes, intenta dar el pecho a tus hijos ya que reduce tu riesgo cáncer. Consulta muy bien a tu médico antes de tomar terapia hormonal sustitutiva ya que se ha asociado al riesgo de algunos cánceres.

 

  1. Evitando el tabaco. Es más que conocido que fumar da lugar a muchos cánceres y otras enfermedades. Entonces ¿por qué seguimos practicando un hábito tan perjudicial? Una vez se empieza cuesta mucho salir de ahí debido a que la nicotina es muy adictiva. Para los que empiezan o fuman sólo para socializarse, sólo diré esto 🙂  Para los fumadores empedernidos, sabed que el tabaco es la mayor causa de cáncer y de muchas otras enfermedades, incluidas la impotencia sexual y daños en el feto de mujeres embarazadas. Hay diferentes maneras de dejarlo. Si ya lo has dejado, encuentra aquí 5 trucos para evitar las recaídas. Es importante también evitar los lugares con humo: es peligroso para vuestra salud y la de quien os rodea.

 

  1. Limitando el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas incrementan el riesgo de varios cánceres, sobretodo de cabeza y cuello, esófago, e hígado, pero también el de mama y colon. Mejor moderar el consumo a 1 copa (si eres mujer) o 2 (si eres hombre) máximo al día. Aunque lo mejor para el cáncer sería no beber en absoluto.

 

  1. Evitando el exceso de peso. Si seguimos los consejos 1 y 2, debería ser más fácil conseguir éste. Aquí podéis consultar unos trucos para bajar de peso. Es recomendable moderar la ingesta de calorías y eliminar los alimentos con muchas grasas, sobretodo de origen animal.

 

  1. Protegiéndonos del sol. Esto es muy importante sobre todo en los primeros años de vida. Las quemaduras de niño se reflejarán en el cáncer de piel de adultos. Protegeos con crema solar y evitando las horas de máxima intensidad solar, y si tenéis niños, protegedles y ayudadles a tener un futuro sin cáncer de piel. 

 

  1. Protegiéndonos en el trabajo de cualquier sustancia nociva. Solicita por escrito en el servicio de prevención de riesgos laborales si tu empresa utiliza algún agente cancerígeno y cuáles son las medidas que debes tomar, y la empresa debe facilitarte todo el material y logística para poder tomar dichas medidas. Sigue siempre las medidas de protección, y nunca mezcles la ropa del trabajo y la normal en la lavadora. Consulta aquí los 8 cancerígenos más frecuentes en el trabajo. Sobre el radón, te hablaremos en otra entrada con más detalle.

 

Abajo encontraréis una infografía resumiendo los consejos más importantes para evitar el cáncer.

Laura Costas

Instituto Catalán de Oncología

consejos prevenir el cáncer código europeo – mejor sin cáncer

 

 

2 comentarios
  1. Michele
    Michele Dice:

    Hola, quisiera reducir mi consumo de carne, sin perder la ingesta de los nutrientes necesarios. Podríais sugerir algún recurso (web, guía) para reemplazar el consumo de carne de forma sana?

  2. Mejor Sin Cáncer
    Mejor Sin Cáncer Dice:

    Hola Michele, te dejamos aquí la respuesta de Antonio Agudo y Paula Jakszyn, autores de nuestro post sobre consumo de carne y riesgo de cáncer:

    Los potenciales efectos del consumo de carne en relación al riesgo de cáncer se refieren a la carne procesada y en segundo término, a la carne roja. Por lo tanto no hay que estrictamente dejar de comer carne, sino limitar el consumo de carne roja a menos de 500 gramos a la semana (un par de veces a la semana aproximadamente), y tener muy en cuenta el tipo de carne que se consume, es decir, consumir de forma muy ocasional la carne procesada (embutidos), limitar la roja (<500gr/semana), y se puede seguir comiendo por ejemplo carne de ave.

    En cuanto a los principales nutrientes que aporta la carne, si se quiere reemplazar la carne por otros alimentos, se puede consumir pescado o una combinación de cereales y legumbres que asegurarían el aporte de proteínas de alto valor biológico. Las proteínas de origen animal también se pueden encontrar en una cantidad similar en el pescado (y con un perfil lipídico mucho más favorable). Algunas vitaminas como la B12 también en otros productos de origen animal como los lácteos y huevos. Solo en el caso de los veganos estrictos, podría plantearse la suplementación con vitamina B12. Y en cuanto al hierro, aunque en menor cantidad que en la carne roja, también se encuentra en otros tipos de carne y en diversos vegetales, especialmente legumbres. Aparte de eso, excepto que haya una causa externa como hemorragia oculta es difícil tener deficiencia de hierro con una dieta equilibrada, pues su homeostasis está muy regulada.

    En resumen, dentro de una dieta equilibrada no sería necesario evitar la carne (sino limitarla y tener en cuenta el tipo de carne que se consume) y en el caso que se quisiera eliminarla completamente de la dieta, el aporte de otros nutrientes esenciales podría cubrirse con pescado, huevo, legumbres y cereales.

    Dejamos aquí el link con más información sobre la carne y el riesgo de cáncer (con equivalencias de gramos): http://mejorsincancer.org/2015/11/05/consumo-de-carne-y-riesgo-de-cancer/

    Y aquí un link (en inglés) con ideas de recetas y opciones saludables sin carne (de la iniciativa de los “lunes sin carne” del chef Jamie Olivier): http://www.meatfreemondays.com/recipes/

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *