¿Buena o mala suerte? Cáncer, ambiente y herencia

Un artículo publicado en la revista Science, en enero de 2015 ha originado una gran controversia al afirmar que el cáncer se debe principalmente a la buena o la mala suerte. Sus autores afirman que en 31 tipos de cáncer:

– la mala suerte (es decir, las mutaciones al azar en las células madre del tejido en el que aparece el cáncer) es responsable de dos terceras partes (65%) de los casos de cáncer,

–  solo el tercio restante sería debido a la herencia genética o a factores ambientales (como el tabaco, el alcohol, las infecciones…).

Diversos organismos de expertos como la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) que forma parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), o el Instituto Catalán de Oncología (ICO), han respondido mostrando su desacuerdo. Según estas instituciones, afirmar que el azar es responsable de la mayor parte de los casos de cáncer va en contra de los datos disponibles hasta el momento.

Azar cáncer

 

Si el tema se mira desde otra perspectiva, la explicación podría ser que aún existen muchas variedades de tumores en los que las causas no son del todo claras, y ponen ejemplos como el del virus del papiloma humano (¡hace unas décadas nadie hubiera responsabilizado a un virus del cáncer de cuello uterino!). Además, la disminución en el número de casos de cáncer en países en los que se han realizado intervenciones preventivas, demuestran la relación entre del cáncer y los factores ambientales y de estilo de vida (ejemplos de ello son el descenso del cáncer de pulmón cuando se reduce el consumo de tabaco, o del cáncer de hígado en vacunados con la vacuna contra la hepatitis B…).

¿Qué podemos hacer?

Lo que parece importante después de la aparición del artículo y de la polémica a la que ha dado lugar, es concienciarnos de que tenemos en nuestras manos diversos medios para intentar evitar y reducir la aparición de muchos tipos de cáncer.

Por ejemplo:

  1. frenar el consumo de tabaco,
  2. mejorar la alimentación,
  3. protegernos frente al sol,
  4. realizar actividad física,
  5. evitar infecciones por organismos productores de cáncer mediante la vacunación
  6. continuar y mejorar las campañas de detección precoz,
  7. destinar más recursos a la investigación de las causas del cáncer

¡Hay muchas opciones para prevenir el cáncer!

Beatriz Serrano

Institut Català d’Oncologia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *